Algo habremos hecho mal. ¿Qué?

Yo, que tan crítico soy con las acciones de los demás, ando estos días cabizbundo y meditabajo por una iniciativa en la que he participado y que justifica el título de la entrada. Y me explico: Félix Estaire y Emilio del Valle, que no paran de pensar en cómo mejorar la cosa, quedan un día y se les ocurre una idea genial. La cuentan en sus propias palabras en un artículo del último número de la revista de la ADE que os recomiendo. (La revista y el artículo)

Para no extenderme mucho, la idea acaba por concretarse en un premio llamado Teatro en Confluencia cuyas bases podéis leer aquí . imgresBásicamente se trata de un premio  que promueven la Asociación de Autores de Teatro, la Asociación de Directores de Escena y Artemad en la que colaboran varios ayuntamientos de la Comunidad de Madrid,dotado con 36000€ en funciones para una propuesta escénica sobre un texto no estrenado de autor español contemporáneo. ¿Suena bien? Yo creo que mejor que bien.

Pues se han presentado tres proyectos. Tres. En toda España.

Vaya por delante que pienso que la simple convocatoria del premio ya es un éxito, porque pone en marcha varios círculos virtuosos:

1.- La unión de varias asociaciones para poner en marcha un proyecto que les trasciende y cuyo mayor beneficiario es el teatro como sector, por encima de los intereses de cada uno de los implicados. Emilio y Félix involucran a sus asociaciones e incluyen a la ADE, cuya generosa aportación pone suelo a la idea y le da un nuevo impulso.

2.- La implicación de varios ayuntamientos de la Comunidad de Madrid, que ceden parte de su espacio de programación a proyectos que no han visto, dotan a la Red de Teatros de un sentido más allá del puramente mercantil, y ofrecen una imagen de los programadores alejada de los prejuicios que los pintan como reyes de taifas de sus municipios.

3.- Una ayuda a la exhibición, que complementa la vida del ganador más allá del estreno, y con un caché razonable, para que el montaje premiado se haga, se vea y tenga una posibilidad en el complicado mercado de las Artes Escénicas.

Y con todo esto, yo pensé que íbamos a tener un cierto éxito de convocatoria. No se me escapa que lo lanzamos en un momento poco idóneo, y que la página de Artemad no tiene en Google el mismo éxito que el más tonto de los vídeos de gatitos, pero solo Artemad tiene más de 20 empresas, y estoy convencido de que la Asociación de Autores de Teatro y la ADE pueden sumar un par de centenares de socios a esa cifra. Pues eso: tres proyectos. Y eso que hemos prorrogado la fecha de entrega de proyectos.

¿Qué ha pasado?¿Cómo podemos mejorar de cara al año que viene? Os lo pregunto con sinceridad, porque lo necesitamos para la segunda convocatoria y porque, si no hemos cometido muchos errores de bulto, demasiados, la única explicación posible es que no interesa. O que nos falta cintura para incorporar talento externo a nuestras ideas. Y eso sería muy triste. (Y creo que muy falso)

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: