¿Están de coña, señorías?

 

consejo ministrosEn la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros previo a la Semana Santa, a pregunta de Jaume Viñas, periodista de Cinco Días, el ministro de cultura, Iñigo Méndez de Vigo y el de Hacienda, Cristóbal Montoro, anunciaron que el Proyecto de Presupuestos remitido al Parlamento para su aprobación, incluye la bajada del IVA de las entradas del cine. Así se refleja en la transcripción de la rueda de prensa . Inmediatamente después, ambos pidieron que esa bajada se transmitiera al consumidor. En palabras de Montoro “Espero que todo eso esté en el precio de las entradas, porque eso es intención del Gobierno, que esté en el precio de las entradas y no en el margen de beneficio de tantas empresas. El Gobierno celebra por supuesto que haya todo este tipo de actividades y demás, pero, insisto, si se baja el impuesto indirecto es para beneficiar al consumidor.” El ministro de cultura tomó la palabra posteriormente para reafirmar esta petición.

La consecución de la bajada del IVA para las entradas de  cine sería una gran noticia, no solo por la rebaja en el tipo, igual a la que experimentó el teatro del 21 al 10, sino porque marca una manera conjunta de trabajar  entre diferentes sectores de la cultura: el Cine aceptó la bajada para el Teatro del año pasado y el Teatro ha seguido pidiendo la misma bajada para el Cine. Ambos sectores han sabido mirar más allá  del beneficio propio, y han conseguido resultados en lugar de propiciar la división: Bravo.

Por lo demás, la ignorancia de nuestros representantes es tan chocante que roza lo increíble, y sólo se puede entender como algo premeditado. Así que me voy a permitir hacer algunas puntualizaciones:

1.- Pese a lo que diga el Señor Montoro, el IVA cultural sí existe: subir el tipo más de un 150% es un ataque al sector en toda regla, un ataque mayor si se combina con la falta de medidas para la reconversión del sector: falta de la prometida Ley de Mecenazgo, caída de las contrataciones a caché y reducción de las giras

2.-No todo el IVA ha bajado : Cuando las compañías cobran un caché, es decir, cuando quieren cobrar una cantidad fija por su trabajo y no correr el riesgo de la taquilla, facturan al 21%. O sea, que ese descenso del IVA sólo se aplica cuando las compañías se arriesgan a cobrar por su trabajo menos de lo que deberían.

3.- EL IVA que ha bajado, no lo ha hecho lo suficiente. Ha pasado del 8% de los tiempos previos a la crisis, al 10% actual. Esto implica una subida del 25%, que se justifica por la falta de consideración de la Cultura como sector estratégico y de valor transversal. El dinero que se dedica a la Cultura es una inversión, porque genera más economía de la que recibe y porque genera valores que se transmiten a la sociedad como conjunto. Debería tener un IVA del 4%, y entonces sí se podría hablar de traslado al consumidor. Porque…

4.- Cuando el gobierno decidió subir el IVA, esa subida no se transmitió a los precios del teatro. Durante toda la crisis, el sector teatral, para no perder más espectadores, renunció a reflejar esa subida en el precio de las entradas. En un sector en que el peso de lo público es enorme, los empresarios privados prefirieron no perder a sus audiencias y renunciar muchas veces a su margen de beneficio para no perder más espectadores. En el Off, se entró en una guerra de precios a la baja para favorecer el acceso de un público que por lo general no suele frecuentar estas salas, y curiosamente, en los Centros de Producción Nacional empezaron a aparecer los llamados “cabezas de cartel” como reclamo de producciones en las que la rentabilidad empezaba a cobrar mayor importancia, perjudicando así a la clase media teatral, que ya estaba bastante dañada como refleja el informe de AISGE, según el cual menos de un 10% de los artistas del teatro y la danza viven de su profesión, y un 32% está por debajo del umbral de la pobreza.

Por todo ello, la petición de ambos ministros me parece ofensiva y, como no creo que estas dos personas sean tan ignorantes, creo que responde a un intento de desprestigiar al mundo cultural frente a la opinión pública, que muchas veces tiene una idea falsa del sector cultural. Idea que es interesadamente cultivada desde el gobierno para disimular su mal trabajo.

Que esta rueda de prensa tuviera lugar el Día Mundial del Teatro me parece una de una ironía extraordinaria, y que empezase con una cita de una zarzuela, cuando este gobierno pretende modificar a peor el estatus del Teatro de la Zarzuela me parece ya increíble. Pero esa es otra historia y habrá de ser contada en otra ocasión. Permanezcan atentos.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: